OCTA es un estudio - fábrica de muebles  dirigida por sus fundadores, los diseñadores industriales Gonzalo Reyes y Matías Page. 

historia.

Ambos nacidos en 1974, crecen en las calles de la comuna de Vitacura, en Santiago de Chile, en los años setenta y ochenta. Paradójicamente, mientras se vivía en el país un contexto político y social complejo (y peligroso en varias zonas de la ciudad), la vida de barrio formaba parte de la manera de relacionarnos y en ella nos sentíamos acompañados. Las plazas y calles eran abiertas. Todos los rincones del espacio público en que nos movíamos, y también nuestras pequeñas casas, estaban modeladas por una sencillez que, aunque no exenta de belleza, nos situaba en una realidad austera y de proporciones humanas.

Esta experiencia de barrio sobre una vida social y material sencilla  nos marcarían de por vida. Nunca hemos encajado bien en las instituciones, pero siempre hemos creído en la fuerza del trabajo creativo del ser humano, en su autonomía y en su derecho a la autorealización.

 

Por esto, en el año 2006, luego de haber trabajado varios años como diseñadores en una fábrica de muebles, instalamos nuestro primer taller propio de fabricación. Arrendamos un pequeño galpón en la comuna de Renca y con cuatro mueblistas comenzamos a fabricar nuestros primeros proyectos para empresas.  

El año 2009 adquirimos un terreno en el Parque Industrial Lo Boza en la comuna de Pudahuel y construimos, en dos etapas, nuestros talleres para poder atender a nuestros clientes y desarrollar las series de productos de madera que vendrían más adelante.

El año 2015 instalamos nuestro estudio de diseño en Limache, región de Valparaíso, en una casa parque de arquitectura modernista orientada hacia el cerro La Campana. Este lugar fue determinante en nuestra etapa de profundización en el desarrollo de muebles y objetos de madera. Esta casa-estudio cuenta hoy con una completa exhibición para visitas y venta de muebles en la región de Valparaíso.

Actualmente, y luego de 20 años de trabajo en diseño y manufactura, nos sentimos agradecidos de nuestro oficio y motivados para seguir profundizando en la investigación y desarrollo de productos de madera. Como diseñadores y mueblistas siempre buscaremos alcanzar ese sutil equilibrio entre funcionalidad, calidad y estética que tanto necesitamos al interior de nuestros espacios.

 
tiranosotros.jpg

el espíritu

inmemorial.

Es difícil entrar en el espíritu de otra época / pero en el fondo de cada uno de nosotros se encuentran los valores de nuestros antepasados:

respeto, simplicidad, austeridad, profundidad humana, contemplación de la naturaleza, trabajo manual, cuidado del entorno, entre muchos otros, forman parte de una memoria humana común / En las últimas décadas todo esto parece haber desaparecido / pero esos valores siguen estando dentro de cada uno / Podemos recogerlos y traerlos a nuestra vida cotidiana / Con nuestras manos y creatividad podemos redirigir el rumbo de nuestra existencia / Cada cual en su oficio puede orientarse hacia la dirección correcta.

Debemos proteger la tierra , los bosques, los oceanos, las fuentes y cauces de agua, , la vida comunitaria, el trabajo manual y la economía local / La naturaleza salvaje, la sabiduría y los oficios de las comunidades humanas ancestrales son testimonios que viven aún entre nosotros / La vida humana moderna es sólo un segundo en la historia de la humanidad / Podemos trabajar para un nuevo mundo.

En OCTA hemos decidido llevar adelante un trabajo de manufactura en madera que pueda acercarnos a las virtudes humanas escenciales / Trabajamos en la creación de muebles y objetos de alta calidad con maderas sólidas de bosques nativos del sur de Chile/ muebles que puedan ser traspasados de una generación a otra / que nutran saludablemente nuestros sentidos / que tengan la cualidad de vincularnos con la naturaleza del bosque y el paisaje Chileno / que no contaminen y que contribuyan a proteger los bosques naturales

Creemos y sentimos que un elemento de madera tiene la capacidad de entrar silenciosamente por nuestros sentidos hasta el fondo de nosotros, equilibrando con sutiles energías todo nuestro organismo / La madera, cuando se encuentra de forma abundante en el interior de una casa, contribuye a generar un espacio humano sagrado / El espíritu del árbol, de una forma diferente, sigue vivo en la madera y llega hasta nosotros.